Todavía se sigue viviendo el super clásico, ahora el turno de opinar es de  Carabineros de chile, quienes entregaron un informe donde deja en evidencia los problemas vividos en el día del encuentro.

La institución detectó variados problemas que se suscitaron en el recinto de Colo Colo.

Destrozando la justificación alba en torno a que cumplieron con todas las exigencias requeridas por Estadio Seguro en este tipo de eventos.

De acuerdo a lo informado este jueves por La Tercera, el documento desnuda faltas graves, tales como la falta de detectores de metales en varias entradas del recinto, incluido el sector Arica, el mismo que ocupa la “Garra Blanca”.

Se explica, por ejemplo, que “el personal que efectuaba las revisiones de los ingresos pudo constatar en terreno la existencia de 42 detectores de metales, siendo que la autoridad administrativa disponía de 48. No obstante, en los sectores de ingreso a Cordillera, Lautaro y Arica estos elementos no eran utilizados por los guardias de seguridad”.

Se añade en este punto que tampoco se usó en el ingreso de automóviles “quedando demostrada la falta de rigurosidad en las fiscalizaciones”.

En otro punto, la institución uniformada da cuenta de que en la Galería Magallanes (lugar donde se instala la visita), “hay una puerta lateral que da a los estacionamientos, la cual se encontraba abierta con libre acceso al público y sin guardias de seguridad”.

 

También se insiste en la caída del sistema de vigilancia: “Se constató que de las cámaras dispuestas por el organizador se encuentran 42 operativas de 50 que mantiene el recinto, manifestando el organizador que desconoce la falla de las ocho restantes. Además, las cámaras de televigilancia presentaron problemas de caída del sistema por un lapso de 10 minutos, justo en el momento en que hinchas de Colo Colo activaban fuegos de artificio”.

Justamente, se habla en el documento de la pirotecnia: “Durante todo el encuentro hinchas de Colo Colo manipulan y activan gran cantidad de fuegos de artificio y fumíferos de los cuales desde galería Galvarino eran lanzados hacia Magallanes, lugar donde se encontraban los hinchas de Universidad de Chile”, dando cuenta también de la bengala que cayó cerca del arquero azul, Johnny Herrera.

Por último, el personal se percató de que, “Las vías de evacuación se encontraban obstruidas en Arica, Lautaro, Cordillera y Océano”.

Este fue el informe de Carabineros, aunque algunos puntos eran evidentes y se sabía que ocurrían.

Carabineros, estadio seguro e incluso Colo Colo, no los trato de evitar o anticiparse a los hechos como buscar la forma de fiscalizar el ingreso de automóviles, poner guardias en los accesos en las escaleras para evitar que la gente se ubicada allí, poner los detectores en el sector de la barra blanca, creo que sólo se justifica una situación que se les escapó de las manos o no previnieron antes.

Más que justificaciones el fútbol necesita una intervención profunda de entes sociales que pueden transformar culturalmente al hincha que asiste domingo a domingo a una cancha de fútbol, se puede ir tranquilo a un encuentro, se puede, sólo si hablamos  de primera b (la mayoría), y algunos de la división máxima del país, uno puedo ver como hinchas de ambos equipos conviven hasta se puede dialogar sin atacar ni golpear y los accesos son más difíciles y complicados e incluso en estadios la entrada de visita y local están juntas.

Hace unos días hicimos un reportaje del hincha de Puerto Montt que entregó víveres a sus pares de San Marcos, por que cosas cómo esas quedaron en el pasado para algunos hinchas?.

 

Cristian Requena

 

By admin

Agregar un comentario