Como ya es de conocimiento público, Blanco y Negro se acogió a la Ley de Protección al Empleo desde el 1 de abril dejando muchas incertidumbres y palabras cruzadas entre el plantel y la dirigencia.

Esta situación traería un complejo panorama para el delantero argentino Nicolas Blandi, esto en cuanto al dinero que recibiría por parte de la AFC y el seguro de cesantía al que se acogen las empresas con la mencionada ley.

La ley mencionada ley establece como tope imponible 120.3 unidades de fomento como monto máximo para realizar el cálculo del pago para el seguro. En el caso de Nicolás Blandi su sueldo mensual bordea los 70 millones de pesos. El problema para Blandi es que no cumple con los 3 meses de imposiciones, por lo mismo solo puede optar al Fondo Solidario, por lo que recibirá en el primer pago $652.956, dicho monto en los meses siguientes irá bajando hasta llegar a los $326.478 al quinto mes.

Complicado panorama para el artillero quién tendrá que negociar con Mosa y compañía. Ante este panorama Alfonso Canales (Abogado del Sifup) comentó a diario El Mercurio:

“Por el COVID-19, la FIFA recomendó negociar acuerdos colectivos entre clubes y jugadores. Si Blandi va a la FIFA y dice que lo trajeron a Chile, que el club se acogió a una ley interna a la cual no pudo acceder, que el club no le pagó ni le ofreció nada, teniendo Colo Colo ingresos, se puede generar otro problema”.

Canales para cerrar mencionó:
“Es mal negocio para los clubes no negociar y recurrir a la ley. Si argumentan que no van a tener borderó para pagar el cien por ciento de los sueldos, cuando se autoricen los entrenamientos y los jugadores vuelvan, automáticamente muere la ley, dejará de correr el seguro y el club va a tener que pagar el cien por ciento de las remuneraciones”.

Agregar un comentario