Gladys Muñoz Pacheco (80 años) madre del portero Johnny Herrera, falleció el martes pasado a las 21.30 horas en la Clínica Alemana de Temuco a causa de complicaciones derivadas del COVID19. Esta noticia no fue indiferente para nadie. El portero recibió muchos gestos de apoyo en el mundo del fútbol.

El meta en conversación con diario La Tercera comentó algunos aspectos que queremos compartir con ustedes:

“Estaba viendo una serie en la casa en Viña. Mi celular lo tenía en modo avión porque no falta el desubicado que llama tarde. Lo activé porque quería ver el nombre de una actriz de una película que había agarrado recién. Justo me caen todas las llamadas de mis parientes del sur. Llamé de vuelta y mi sobrina me dijo que mi mamá estaba grave. El doctor le dijo que tenía un 1% de sobrevivir”,Me pasaron al doctor y le dije que hiciera lo posible, que mi vieja la iba a luchar como tantas veces” (Todo esto ocurrió el 28 de marzo)

Cuando pudo viajar desde Viña al Sur comentó:
“Al llegar a la clínica, me llama la doctora de la UCI y me dice que me tengo que despedir de mi mamá porque se iba a morir. Me explicó que en la parte clínica no sabían cómo estaba viva, pese a que uno la veía bien. Ahí escucharon mis sobrinos y se pusieron a llorar”.

Herrera siempre comentó lo fuerte que era su madre ya que salió adelante con 3 hijos, pero el momento mas duro para ella y la familia fue la muerte de Alejandro, hermano mayor de Johnny:

“El dolor más grande de mi madre fue la muerte de mi hermano mayor, por lejos. Me acuerdo perfectamente cuando murió y fue súper duro para todos. Para ella siempre fue un rollo la muerte del Jano. Me acuerdo perfectamente: yo tenía 10 años y también fue una pena súper grande porque para mí fue como mi papá. Tenía 20 años más que yo. Fue una de las pocas veces que la vi abatida en la vida, pero también logró levantarse y salir adelante”.

Y en una reflexión final, el meta expresó:

“Mi mamá quería seguir viviendo, no quería morirse. Y te puedo asegurar que la peleó hasta el final. Quería seguir viendo crecer a Bruno, mi hijo. Quería seguir escuchando el ‘abuela Laly’, como le decía Brunito. Estoy triste, intentando llenar el vacío. Quedó pendiente el abrazo”.

Ojalá tomemos conciencia que el COVID19 no es un juego, muchas personas aún no entienden que es necesario el distanciamiento social y su puedes quedarte en tu casa hazlo, no expongas tu salud y sobre todo la de tu familia. Testimonios como el que entregó Herrera al citado diario nos muestran que el “coronavirus” no es un juego.

Desde Xfútbol enviamos nuestras mas sinceras condolencias a Herrera, Montillo y a todos quienes han perdido seres queridos en estas últimas semanas.

Agregar un comentario