Mauricio Salazar quien es el goleador histórico de Deportes La Serena y uno de los grandes ídolos del granate asumió hoy un importante desafío en el conjunto de la cuarta región, ya que es el flamante presidente de la Comisión Fútbol Joven.

El “ingeniero” se refirió ayer en conversación con “Diario el Día” sobre este nuevo rol que tendrá con los papayeros:
“Esta posibilidad surgió hace mucho tiempo, ya que los contactos comenzaron cuando Miguel Ponce llegó al equipo, momento en que se me pregunta cómo podría colaborar con la institución desde una vereda distinta”.

El retirado jugador agregó:
“En lo personal, cortar el lazo con este club fue difícil, porque siempre he querido estar ligado al equipo, y fuimos llegando a la forma concreta de cómo poder lograrlo de una manera concreta. Quería desarrollar cosas nuevas para el club, hacer cosas que me gustan y ser un aporte real”.

Salazar también fue claro en lo que viene:
“Hay que preocuparse de los jóvenes, porque es importante definir cómo se va a enfrentar el fútbol joven y las competencias una vez que termine la pandemia. Paralelamente, tenemos que dar lineamientos para poder buscar jugadores, encontrarlos y subirlos al primer equipo, por eso la base deben ser los cadetes. Por eso, esperamos que los chicos que vayan llegando, estén bien preparados y puedan finalmente ser un aporte en el cuadro de honor”.

Además expresó:
“Todo esto requiere preocupación en materia de alimentación, salud y educación. Buscamos reorientarnos hacia aquello, es lo que quiero, para que ellos lleguen mejor preparados y puedan cumplir su sueño, tal como yo lo conseguí”.

Agregar un comentario