El seremi de Salud de la región de Atacama, Bastián Hermosilla, se comunicó con Cobresal y dio la indicación que los jugadores no podrán seguir realizando entrenamientos colectivos. Recordemos que el club estaba desarrollando trabajos presenciales en grupos de 6 jugadores.

En el organismo de salud regional comentaron:
“El seremi de Salud, al tomar conocimiento, se contactó con el equipo de fútbol y les prohibió el entrenamiento en forma presencial. Les ordenó que continuaran con el entrenamiento que estaban desarrollando en sus casas”.

Ahora el cuadro minero vuelve al confinamiento y sus jugadores tendrán que seguir las pautas alimenticias y de entrenamiento que les entregaron desde el cuerpo técnico.

Agregar un comentario