Cuando comenzó el estallido social en Chile, pensé “ahora se generaría un cambio radical en todo” y la  primera imagen que se me viene en mente, es ver a los hinchas de Colo Colo, Universidad de Chile y Católica las tres juntas en un movimiento social, las barras de los tres “grandes” y no sólo eso porque llegaban hinchas de todos los clubes. 

Al parecer, eso sólo se quedó en plaza Italia en tan sólo un gesto de unión. Años viendo a los equipos de futbol como bandas rivales o enemigos en una guerra sin límites. Costará tanto entender que el fútbol es más que una camiseta, que es más que sentimiento, existen ocasiones que la pasión te hace perder el límite donde está el control del ser humano para frenar sus impulsos, por qué cuesta tanto entender que Pablo Aránguiz fuera de un deportista y gran jugador de futbol es primero persona como cualquiera de nosotros, que es un trabajador más y que recibe un sueldo. ¿Será que el futbolista no podrá pensar, o entregar alguna opinión, o tiene que ser hincha del club en el cual trabaja? No veo a los hinchas siendo hinchas de sus empresas, señores cada persona puede decidir por sí sola, ser o no hincha del club donde juega, no te limita, hay cosas más importantes por que luchar. El futbol no es sólo una camiseta, el futbol es mucho más que eso, si no sabes de futbol solo será un niño con una camiseta. ¿Quién no pasado todo el día viendo futbol no importando quien juega?, eso es futbol más allá de un color de camiseta, el futbol es esa pelotita que corre detrás o delante de 22 artistas que tratan de crear la mayor obra de arte en este planeta tierra que es el Gol. SEÑORES EL FUTBOL ES FUTBOL NO ES UNA CAMISETA EN EL PECHO. Aránguiz desde esta noble tribuna te invito a que sigas jugando, sigas creciendo, sigas regalando sonrisas con sus jugadas y goles no importa su equipo, importa su persona nada más importa, libertad para elegir y ponerse la camiseta que quiera o ir al lugar que quiera. Aplaudamos y no critiquemos a un jugador por quizás ser hincha de otro club al que juega, si el rinde si juega al 100 en cada partido, estará cumpliendo su trabajo y eso hará más feliz al hincha del club que representa. El futbolista no se le pide ser hincha, se le pide mojar la camiseta y eso hoy Pablo lo cumple.

By admin

Agregar un comentario