El 10 de marzo se enfrentaron en San Carlos de Apoquindo los conjuntos de Universidad Católica y América de Cali por Copa Libertadores, lamentablemente para algunos hinchas visitantes, este duelo aún no finaliza.

Esa noche llegó un gran número de barristas visitantes al estadio en la precordillera de Santiago, muchos de ellos sin entradas, por lo mismo, intentaron entrar a la fuerza al recinto pero Carabineros los contuvo. Esto desencadenó enfrentamientos con hinchas cruzados en las inmediaciones (algunos terminaron heridos por arma blanca) y con los mismos Carabineros en los estacionamientos del estadio. Dentro del estadio la cosa tampoco era muy tranquila para quienes pudieron acceder al sector visitante.

Tras el duelo, unos 40 hinchas de la mechita intentaron volver a Colombia por tierra, pero tras las medidas tomadas por el gobierno por el cierre de fronteras por causa del COVID19, estos quedaron varados en Iquique. Ellos recibieron ayuda de la municipalidad iquiqueña y de Deportes Iquique. Les dieron refugio en las dependencias donde se encuentra la piscina municipal mientras se resolvía la salida desde Chile.

Finalmente, el día de ayer estos hinchas fueron desalojados de las dependencias, esto tras los desórdenes que se realizaron por el consumo de alcohol, además no respetaron las normas de cuidado impuestas por la crisis sanitaria y a raíz de lo mismo la seguridad municipal tuvo que intervenir, lo que terminó en enfrentamientos entre ambas partes.

Ahora, solo queda esperar para ver en que termina esta historia. El consulado colombiano está al tanto de la situación y veremos que medidas o gestiones podrán realizar y finalmente los caleños puedan volver a su país.

Agregar un comentario