Vivimos en San Carlos de Apoquindo el duelo entre Universidad Católica y O’higgins donde la expectativa era alta esperando un buen cotejo, pero el partido distó mucho de eso.

El duelo fue trabado, ambas escuadras mostraron muy pocas llegadas en los arcos donde los porteros fueron casi meros espectadores. Figueroa salió con un planteamiento que nos hacía pensar que jugaría todas sus cartas de manera ofensiva pero las pocas llegadas que se generó el equipo celeste no las pudieron concretar. Por otro lado el conjunto cruzado no generó grandes ocasiones de gol y se ve un equipo un tanto relajado, quizás condicionado por el colchón de puntos (13) que tiene sobre Audax Italiano quien es el segundo en la tabla. Cabe destacar el impecable trabajo defensivo de ambos equipos.

Caso a parte fue para variar el show en la banca de Figueroa que se mofaba de los hinchas locales, prueba de ello fue posterior a la salida de Pol cuando ambos se abrazaron, sonrieron mirando al público y mostraron 2 dedos cada uno, gesto más que conocido con el que se mofan de Universidad Católica.

Tarea para la casa tiene el equipo franjeado que debe mostrar el porque es puntero absoluto del torneo ya que en las últimas fechas su juego no lo demuestra y por otro lado O’higgins debe seguir peleando para asegurar cupos internacionales ya que están en una zona bastante apretada en cuanto a los puntajes que aseguran torneos de la Conmebol.

 

Agregar un comentario