Tras la derrota ante Universidad de Chile, Gustavo Poyet analizó en conferencia de prensa lo vivido en el estadio El Teniente de Rancagua.

“Nos duele mucho haber perdido este partido, porque era un clásico y lo merecimos ganar. Cuando uno pierde, juega mal y no encuentra el rumbo, hay preocupación. Cuando uno juega bien, como contra Palmeiras, contra O’Higgins y hoy, a veces se dan los resultados y a veces no” dijo el DT de Universidad Católica.

El uruguayo agregó:
“Hay que mantener ese rumbo, Los jugadores dejaron todo, representaron al club de la mejor manera, merecieron mucho más y el responsable cien por cien soy yo”.

También tuvo una particular expresión para analizar lo vivido hoy en la sexta región:
“Estamos salados, hacemos todo para ganar, tenemos más chances que el rival y ellos nos llegan dos o tres veces y nos hacen goles. El equipo estuvo muy bien, se dejó todo, intentó jugar hasta el final y se perdió porque estamos en esa situación de estar salados”.

Y en relación a la campaña que lleva al frente de la UC dijo:
“Me duele por los jugadores, el club y los aficionados. Me duele mucho que se encuentre en esta situación, pero estoy tranquilo, porque ya lo he intentado en otros lugares y sé que todo pasa por la consistencia, convencimiento y trabajo”.

Agregar un comentario