Luciano Aued conversó hoy con Deportes en Agricultura donde habló de su situación en Universidad Católica, torneos internacionales y la actualidad que se vive en el fútbol con el COVID19.

Sobre las campañas que han realizado en el plano local dijo:
“Es muy difícil mantenerse durante dos años en el mediano éxito. Por suerte no nos relajamos, porque entendimos que siempre había que ir por más. Año a año había que elevar la vara porque los rivales te van conociendo”.

Sobre la deuda internacional pendiente que tienen como equipo:
“Esto es algo que tiene pendiente el fútbol chileno y nosotros a nivel interno. Los nombres a los que nos enfrentamos son otros, de mayor jerarquía. Este año nos pasó lo mismo. Es difícil, pero no lo tomen como una excusa. El presupuesto es mayor y muchas veces queda a la vista, como nos pasó con Inter que nos superaron y no supimos imponernos”.

Luli además abortó la situación actual del fútbol:
“Es lógico que no podamos volver a la actividad. Se hace complicado y largo, hay que tener fuerza de voluntad grande porque no es lo mismo entrenar en casa. Se necesita competir y el espacio verde. Es como vacaciones, pero al cabo de los días necesitas volver a la actividad”.

Sobre los rumores que lo colocaban en su momento como refuerzo de Colo Colo mencionó:
“Católica se ha portado tan bien conmigo, que no daría el paso de irme a Colo Colo. No creo que sea una traición, pero si le tengo lealtad al club que se ha preocupado mucho en momentos personales difíciles que he pasado”.

Para cerrar habló sobre la su relación con la dirigencia de Cruzados:
“Mi relación con el club es extraordinaria, no sé si he tenido una así en otro lado. Me llama la atención cuando hablan de roces, porque nunca hemos tenido algún problema así. Me llegaron ofertas del fútbol mexicano con montos mayores, pero llegamos a la conclusión de que era mejor quedarme acá”.

Agregar un comentario