Rafael Dudamel dialogó hoy con la prensa desde el CDA y se refirió a los rumores que han circulado por su posible salida al final del torneo:
“Los entrenadores siempre estamos siendo evaluados, cada partido es un examen. No me siento intocable, intento jerarquizar este puesto y representar de buena forma a la U. Intento que nuestra gente se sienta identificada con su entrenador”.

El venezolano agregó:
“Estos tres partidos que quedan son finales, ya después nos sentaremos con la directiva”.

Dudamel también expresó:
“Cuando tuve la posibilidad de venir acá se marcaron varias líneas de trabajo. Son presiones con las que he sabido convivir toda mi vida, hay que saber manejar todo en este cargo tan importante que hoy tengo”.

También tuvo palabras para la hinchada de la U:
“Cuando Dios considere que nuestra etapa acá haya concluido, otros tendrán la oportunidad, por ahora sólo me ha faltado disfrutar con la maravillosa hinchada. Siento orgullo de ocupar este lugar”.

Además se refirió al acercamiento que tuvo en estos días con el plantel laico:
“Estrechamos esa comunicación que en ningún momento ha estado rota ni quebrada, sencillamente se produjo un espacio o vacío que lo atendimos y llenamos. Cuando esto ha sucedido me despertó mayor orgullo por mis jugadores, porque me di cuenta que la calidad humana de ellos y su familia es espectacular”.

Agregar un comentario