Ayer fue la Universidad Católica Vs Provincial Osorno, hoy nos toca una final del torneo nacional.

Año 2012, en ese tiempo, el torneo se jugaba con fase regular y luego Playoffs. A la final, llegarían los mejores del torneo regular, Universidad de Chile y O’higgins de Rancagua.
El partido de ida, lo ganaría el cuadro de la sexta región 2-1.
Con la pequeña ventaja, los celestes llegaban ilusionados a la final de vuelta, el partido para ellos comenzó bien, a los 30’ Ramon Fernández de penal, pondría en ventaja al capo y los acercaba a la copa.

La polémica del encuentro llegó a los 65’, Alejandro Lopez, le gana la posición a Guillermo Marino, pero este de forma rápida se deja caer en el área. El arbitro del partido Enrique Osses, cae en la simulación y cobra penal que Charles Aránguiz cambiaría por gol. El encuentro finalizó 2-1 para el conjunto azul. En la tanda de penales el conjunto universitario sería campeón 2-0.

En el 2014, el arbitro de ese encuentro Enrique Osses, realizó una autocrítica referente al partido:

“Creo que cometí errores en un partido entre la U y O’Higgins, donde yo no tuve una buena tarde y cobré un penal a (Guillermo) Marino que fue el error más trascendente, pero en el resto creo haber tenido buenas actuaciones”.

El central de O’higgins en ese torneo, Julio Barroso, se descargaría años mas tardes, cuando ya era jugador de Colo Colo :

“Me tocó perder una final con O’higgins el 2012 y hasta el día de hoy, sigo lamentando lo que pasó, a mí me deja muchas dudas, hasta el día de hoy. A la U de Sampaoli le habíamos ganado en Rancagua 2-1 y le veníamos ganando (en la vuelta) el primer tiempo 1-0 y al segundo tiempo a mi me echan. El segundo tiempo fue totalmente diferente “.

Estas declaraciones le traerían un castigo de ocho fechas al jugador albo.

Agregar un comentario