El defensa de Universidad Católica Valber Huerta conversó largo y tendido con diario La Tercera, a continuación destacamos algunos conceptos que planteó el jugador.

Al ser consultado por el apoyo que está entregando al rematar camisetas y esos dineros los destina para repartir cajas de mercadería dijo:
“Todo parte por una iniciativa familiar. Soy de Melipilla y mucha gente allá no lo pasa bien. Acordamos ayudar de forma anónima, pero lo pensamos bien y al hacerlo público ayudaríamos a más familias. Hemos tenido muy buena recepción de la gente, los jugadores y de personas anónimas que nos aportan. Hicimos un pedido grande y enviamos muchas cajas a Melipilla. Nos comunicamos con distintos asistentes sociales de la Región Metropolitana que nos derivan a familias que lo están pasando mal. Les hacemos llegar sus cajitas. Hicimos un aporte grande a un campamento en San Bernardo, gracias a lo que hemos juntado y aportado como familia, más lo que sacamos con las rifas. A todos los compañeros que les hablé me dijeron que sí, sin pensarlo”.

Sobre los entrenamientos en casa Huerta comentó:
“Lo ideal para un futbolista sería entrenar en una cancha, porque es muy distinto a entrenar en una casa, sin una pelota. Para los que viven en departamento debe ser mucho peor. Necesitamos mantener la forma física, para que cuando volvamos a entrenar solo nos falte la parte futbolística, y así no tener que ocupar tiempo de nuestro entrenamiento en volver a estar bien físicamente”.

En cuanto a los plazos para estar listos para jugar mencionó:
“Nos han comentado que tendremos al menos un mes antes de volver competir oficialmente. Si estamos a punto en lo físico, lo correcto sería empezar con muchos amistosos”.

Al ser consultado por el tema sueldos el defensa dijo:
“Está a la vista de todos cómo trabaja Católica. Han hechos las cosas muy bien. Han sido honestos con nosotros desde un principio y se han portado súper bien. No solo con nosotros, sino que con todos los trabajadores del club. Tenemos muy claro que si esto continúa en el tiempo vamos a conversarlo, pero siempre escuchando la palabra del jugador y de la directiva. Se han portado tan bien con nosotros que no habrá ningún problema”.

Le consultaron sobre su juego y porque explotó en la UC y no antes:
“Hubo un lapso de tiempo que me hizo madurar mucho. Jugar dos años seguidos en Huachipato era algo que nunca había tenido. Ahí crecí como jugador, como persona y entendí mucho mejor el fútbol. Sentí que estaba mucho mejor preparado para tomar un desafío tan importante como era llegar al campeón. Se me dieron las oportunidades. Me sentí muy cómodo con la forma de jugar del equipo, con mis compañeros. Que haya sido un año tan exitoso en lo grupal influye mucho en el rendimiento personal”.

Sobre su contrato (le queda 1 año) y que opciones ve a futuro expresó:
Acá estoy muy bien, muy cómodo. Siento como si siempre hubiese jugado en Católica. Es una institución seria, con una hinchada que te acoge mucho. Por mí, estaría mucho tiempo acá, porque estoy feliz, tranquilo. Con mi familia estamos súper cómodos en el club”.

Sobre el ambiente que se vive en el equipo, Huerta reveló:
“El equipo es como una familia. Todos se apoyan. No hay nadie que tire para el otro lado. Como institución te hacen sentir importante. El club siempre está preocupado del jugador, no solo de lo deportivo. César Pinares hizo un campeonato extraordinario el año pasado. Ahora seguíamos haciendo las cosas bien. Edson Puch sigue explotando todo lo que es. Cada jugador que llegó en 2019 y ahora fue un aporte. Es fácil entrar a un grupo cuando las cosas se hacen bien y el lado humano es muy bueno. Fernando (Zampedri) llegó este año, es el goleador del equipo y tiene muy buena relación con todos. Es algo que no pasa desapercibido para el jugador que llega y que deja muy marcado al que se va”.

También le plantearon: ¿Cuánto tiempo más puede dominar el fútbol chileno Universidad Católica?
“Por mí, que el dominio de la UC sea eterno. Si se siguen haciendo las cosas bien, si siguen cuidando a los jugadores como hasta ahora, no creo que la tendencia vaya a cambiar. Se vienen haciendo muy bien las cosas y se demuestra con logros”.

Pero falta demostrar eso en el terreno internacional:
“Sí, obvio, pero no tengo dudas que con el equipo que hay y la forma con la que se trabaja vamos a sacarnos esa espinita”.

Finalmente, se refirió si le gustaría llegar a la Selección:
“Sí. El hecho de haber estado en la nómina de un amistoso y que me nominen a los microciclos, que sigan pendientes de mi carrera, me genera esa sensación de que estoy haciendo las cosas bien, pero hay que seguir mejorando y puliendo cosas. Si en algún momento llega una convocatoria, espero estar preparado lo mejor posible”.

Agregar un comentario