En el reducto de Independencia se desarrolló el partido entre Unión Española y Universidad Católica que ya a estas alturas algunos lo llaman uno de los nuevos “clásicos” en el futbol chileno por toda la historia que tienen estos encuentros y la ya conocida rivalidad entre ambas escuadras.

El clima era el idóneo para presencial buen futbol ya que tuvimos una agradable temperatura y ante unas 7 mil personas se desarrolló el encuentro el cuál no estuvo excento de polémicas.

Por un lado teníamos a la UC que venía mermada con varios jugadores lesionados y una baja importante por suspensión (Luciano Aued), el elenco de la precordillera no varió en su estilo de juego que lo ha caracterizado durante todo el campeonato en el cuál se arman desde lo defensivo para desarrollar su juego con escasas llegadas de profundidad al arco del “Mono” Sánchez y fiel reflejo de esto fue el gol que llegó en el primero tiempo (minuto 31) vía tiro libre con una impecable ejecución de Carlos Lobos. Después del Gol el cuadro hispano se vio descontrolado y cayeron bastantes tarjetas amarillas (un total de 6 en el partido).

 

 

Llegado el segundo tiempo Unión se armó de mejor manera y con los ingresos de Gary Tello y Carlos Palacios comenzó a armar llegadas al arco de Dituro pero sin mayor peligro, incluso hubo un penal cometido por José Pedro Fuenzalida contra Misael Dávila que no fue cobrado por Piero Maza. Pero ya en el minuto 90 el cuadro de Santa Laura logró el empate tras gran jugada colectiva y una excelente definición de Tello.

El cuadro de Begnat San José sigue sin convencer con un fútbol demasiado defensivo, con pocas llegadas y profundidad en su juego y por otro lado el cuestionado Palermo tiene un poco de oxígeno al empatarle a un equipo que siempre es una visita difícil en Independencia.

Nota aparte fue la caída de un hincha de Católica quien se cayó desde una altura de 4 metros y tuvo que ser retirado en ambulancia con múltiples contusiones y posibles fracturas cuando se bajaba después de colgar un lienzo protestando contra los precios de las entradas que colocan los dirigentes de clubes al fútbol, quizás el fondo es bueno pero la forma no es la correcta sobre todo cuando exponen su integridad física de esa forma.

Agregar un comentario